gammagrafía ósea

¿Qué es una gammagrafía ósea?

Si vas a realizarte un estudio médico de los huesos, este artículo es para ti. Hoy te respondemos a una pregunta que probablemente te haya surgido: ¿Qué es una gammagrafía ósea? Descubre en qué consiste esta prueba de medicina nuclear.

Lo que más nos preocupa siempre es la salud, porque estando sanos somos capaces de conseguir todo lo que nos propongamos. Y para ello es clave revisarnos cada cierto tiempo; aunque no sintamos ningún dolor o molestia debemos ser rigurosos con las citas con el médico para controlar que todo está correcto.

Y una de las mejores pruebas para averiguar si tus huesos están siendo afectados por algún tipo de enfermedad, es la gammagrafía ósea.

Esta prueba es muy eficaz para el diagnóstico de diversas enfermedades óseas. Y es casi seguro que, si aquejas dolor en los huesos, infección ósea o hay indicios de alguna lesión ósea, tu médico te indique la realización de una gammagrafía para poder obtener una valoración exhaustiva y certera.

Si te duelen los huesos pero no sabes por qué…

Es conveniente que acudas a un centro especializado en medicina nuclear para realizarte una gammagrafía ósea.

Este examen ayudará a saber cuál es el motivo del dolor que sientes en los huesos. Gracias a esta prueba se obtienen datos tan precisos acerca del estado óseo; cualquier anomalía será detectada.

Son varias las enfermedades que se pueden diagnosticar tras el estudio, por parte de médicos especializados, de las imágenes obtenidas con la gammagrafía ósea. Entre ellas: fracturas de hueso, cáncer con origen en los huesos o cáncer que sea extendido y cuyo origen sucede en otro órgano del cuerpo, infección en articulaciones, prótesis o en los propios huesos, artritis, etc.

¿Cómo se realiza la gammagrafía ósea?

Se trata de un procedimiento sencillo e indoloro, que se lleva a cabo inyectando al paciente cantidades muy pequeñas de radiomarcadores (materiales radioactivos). El cuerpo los absorbe, y mediante una cámara especialmente diseñada para detectar los radiomarcadores, permite ver aquellas partes que presentan anomalías referentes a enfermedades.

La prueba no tiene una duración específica, sino que depende de las necesidades de cada paciente.

La gammagrafía ósea no supone un riesgo ni produce efectos secundarios

Ahora que ya sabes para qué sirve una gammagrafía ósea, es posible que te estés preguntando si existe algún riesgo al realizarla o si tiene efectos secundarios.

Y la respuesta es que no, así que no tengas miedo de hacértela. Es una prueba de medicina nuclear muy fiable y segura, con una mínima exposición a la radiación.

Eso sí, si estás embarazada, crees que podrías estarlo, o estás dando el pecho a tu bebé, y necesitas realizarte esta prueba, probablemente tu médico decida no hacerla.

Esperamos que estas líneas te hayan servido de ayuda. Y si necesitas realizarte una gammagrafía ósea u otro tipo de prueba de medicina nuclear, pide cita con nuestro equipo médico.

 

¿Deseas obtener más información?

 

Qué es Gammagrafía

¿Qué es una Gammagrafía?

El mundo y las tecnologías evolucionan sin cesar. Cada día, nuevas investigaciones y estudios encuentran nuevos métodos de hacer las cosas. Desde el facilitarnos las tareas más rutinarias, hasta a descubrir nuevos métodos de diagnóstico de enfermedades, como en el caso de la medicina nuclear. A lo largo del pasado siglo y éste en el que nos encontramos, esta disciplina ha experimentado avances sorprendentes, con técnicas de diagnóstico como la gammagrafía. Por ello, hoy desde Gammascan, tu centro de medicina nuclear de referencia, queremos explicarte qué es una gammagrafía.

 

En qué consiste una gammagrafía

Una gammagrafía es un procedimiento por el cual se obtienen imágenes tomográficas del interior del cuerpo, que son empleadas posteriormente para determinar el diagnóstico del paciente.

Es un procedimiento mínimamente invasivo, ya que tan solo se inyecta una pequeña dosis de radioisótopo (también conocido como trazador) por vía intravenosa. Una vez inyectado el trazador, se procede a la toma de imágenes.

Es una técnica que sin duda ha supuesto un antes y un después en el mundo de la medicina en general y en de la medicina nuclear en particular, ya que es completamente segura (la radiación recibida es mínima) y gracias a ella se obtienen unos resultados para el diagnóstico espectaculares ya que nos informa de la morfología del órgano y de los trastornos que puede estar experimentando.

Las gammagrafías pueden ser de varios tipos:

  • Gammagrafías óseas.
  • Gammagrafías tiroideas.
  • Gammagrafías renales.
  • Gammagrafías pulmonares.
  • Gammagrafías cardiacas.
  • Gammagrafías cerebrales.

Aunque principalmente en los campos en los que más se emplean las gammagrafías es en el estudio de las lesiones óseas y en el ámbito de las patologías deportivas.

Ventajas de la Gammagrafía

Las ventajas de la gammagrafía son muchas y variadas. Entre ellas destacamos que:

  • Es muy segura y efectiva.
  • No requiere ingreso hospitalario.
  • Su tiempo de duración es corto (se inyecta el trazador, se espera más o menos una hora para que se distribuya y una vez distribuido se procede a la realización del estudio, cuya duración oscila entre los 5 y los 30 minutos).
  • Es una técnica funcional que además de informarnos de la morfología del órgano estudiado, nos habla fundamentalmente de sus trastornos funcionales.
  • Tampoco es necesario realizar ninguna preparación previa.

Por qué hacerte una Gammagrafia en Gammascan

Son muchos los centros de medicina nuclear que ofrecen este servicio, pero en Gammascan encontrarás un trato único, empático y personalizado.

Además, y lo más importante, nuestra experiencia de más de 25 años en el sector, nos permite realizar diagnósticos y tratamientos de una manera mucho más rápida y eficaz, lo que supone sin duda, un aval y un aumento de la calidad de vida de nuestros numerosos pacientes.

No dudes en contactarnos o acudir a nuestro centro de medicina nuclear en Zaragoza.

 

¿NECESITAS ASESORAMIENTO SOBRE MEDICINA NUCLEAR?